La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Mensaje por Slyfersakura el Vie Nov 08, 2019 6:32 pm

Capitulo 1 de 6

La ciudad de Ithnya, fundada donde convergen varios ríos de las montañas manekianas hacia el mar, era básicamente una ciudad fundada sobre el agua, puerto cuyos barcos llevaban a las islas imperiales del norte, diversos canales cruzaban el entramado urbano.

Desde algunos días atrás, una flota de elegantes barcos escoltados por imponentes naves de guerra se estaciono en el puerto y las aguas circundantes. Desde entonces las calles estaban adornadas con banderas de todas partes del imperio, desde el imperio del Norte en Gela, al imperio del sur en Darashia, por sus canales se veian diversas culturas conviviendo bajo la misma bandera.

Al menos eso era lo que se veía desde la ventana del palacio imperial de la ciudad.

Todo era por la primera reunión de los cuatro generales del Imperio.

Y las miradas asustadas de los Coroneles estaban a salvo desde la altura que proporcionaban las ventanas imperiales.
Para la mayoría de ciudadanos promedio, un “Usuario” era una fuerza de la naturaleza, podían ser agradables como un día soleado, algunos eran peligrosos como una tormenta y hoy se reunirían por primera vez, cuatro de los que comandaban las huestes del imperio.

Sus pañuelos secaban el sudor de los de edad media, aquellos que conocían la fuerza por terceros de estos seres.

-Escuche que solo uno de ellos se define como un ser humano -La voz temblorina de los nuevos oficiales indicaba que ni siquiera ellos conocían a estos seres. ...

-Se ven como nosotros, pero son escogidos entre los mejores. Definirlos como humanos seria un insulto a su poder.

Dijo valientemente un Coronel de edad avanzada, las orejas de conejo en su cabeza y su cabello blanco como la nieve indicaba que era un Lunarian.

-Incluso mi hija conoce a los generales del pasado pero hoy veremos a los cuatro generales, dos de ellos son leyendas vivientes, los otros dos fueron escogidos por su alteza en persona.

Conforme se tranquilizaron los ánimos, los preparativos estuvieron listos, una sala imponente sería el lugar de su reunión, pero todo el recinto parecía un hotel dispuesto a recibir a varios presidentes.
Ayudantes y militares apuraban el paso conforme las manecillas indicaban que llegaría el primer invitado.

El Coronel con orejas de conejo llevó a los demás hacia la avenida sur, una enorme pista vial dispuesta para la llegada de toda una comitiva, por aquel lugar acordonado podia pasar un ejercito entero sin problemas.

-Chicos, no la miren a los ojos, ni comenten nada inadecuado -Dijo el Coronel. Ella es la general con mayor fuerza.

Pasaron los minutos, la gente se reunía en los alrededores e incluso los edificios se llenaron de espectadores, de por si ya era raro para un Manekiano ver a un “usuario”, uno con el titulo de General pasaria por ahí.

¿Como seria? ¿Tendría un enorme ejército? ¿Seria guapo?

Eran murmullos entre la multitud, hombres gato, hombres conejo, humanos comunes, seres de todo tipo calificados como Manekianos intentaban buscar el mejor lugar para sacar una foto y ver con sus propios ojos el espectaculo.

Con un Ding Dang, las campanas de toda Ithnya resonaron a medio día, su teñir sumado a los múltiples canales de agua convirtio a la ciudad en la mas grande caja musical existente, pero conforme avanzaba cada campanada, la gente se miraba extrañada, no había nada en el horizonte.
Ni un rastro de vida en todo el camino hacia la ciudad y dada la disposición de la misma era difícil que algo se acercarse sin ser notado.
El sudor volvió a recorrer las frentes de los militares a la mitad de las campanadas, era bien sabido que los “Usuarios” eran caprichosos, tal vez no viniese nadie.
Y con el sonido de la doceava campanada, pareció cumplirse ese presentimiento.

Los coroneles estaban a punto de empezar a murmurar ellos mismos pero fueron callados por el que tenia orejas de conejo, su mirada avejentada escrutaba la calle hasta el límite de la ciudad, sus incontables años de guerra le daban un instinto sobre estas cosas.

Y para sorpresa de todos, sono una treceava campanada.

Con un destello en la entrada de la ciudad, a varios metros sobre el suelo, se materializó una figura humana, ante los ojos sorprendidos de la gente, un ente femenino tomó forma, una belleza de otro mundo.

El silencio correspondió a la aparición, sus cortos cabellos negros, un cuerpo esculpido por los dioses oculto por un traje de cuerpo entero que no ocultaba su perfecta figura, flotaba sobre el suelo entrando a la ciudad, todo en ella parecía perfecto, pero había algo inquietante en ella, no eran esos ojos tan profundos como el cielo infinito, era algo más, en su actitud al sobrevolar mostraba indiferencia hacia todos.

Silencio.

La chica pareció darse cuenta del anormal silencio y detuvo su camino,

Los generales mas nuevos miraban estupefactos aquella aparición, los demás tragaban saliva, reconocían el por que aunque aquella joven era bella, la gente no podía quererla, esa hermosa chica, era un Celestial, un ser ante el cual todos ellos eran como hormigas.

-Así que es eso -Dijo la joven y con su simple voluntad materializó debajo suyo, igual que como ella apareció, una pequeña comitiva, seres humanoides de elegantes armaduras. Asgardianos, siganme.

Y cumpliendo su voluntad, retomaron la marcha al castillo.

En la entrada del castillo, sorteando un hermoso puente, la extraña comitiva avanzó hasta llegar al podio donde estaban los militares, los cuales esperaron que la joven bajara de los cielos, pero esta solo se detuvo en el aire.
El primero en actuar fue el coronel con orejas de conejo quien se arrodillo y saludo, siendo seguido por todos los demás.

-Generala Hippet, le damos la bienvenida.

Por primera vez ese hermoso rostro mostró una emoción desde su llegada, viendo desde las alturas, con soldados Asgardianos como su séquito, Hippet sonrió.
Slyfersakura
Slyfersakura
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 287
Fecha de inscripción : 02/03/2015

Volver arriba Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty El General galante.

Mensaje por Slyfersakura el Mar Nov 12, 2019 5:00 pm

Capitulo 2 de 6

La gente había estado comentando todavía por media hora aquella presentación, una hermosa joven apareció e hizo aparecer no más de una docena de soldados ataviados como vikingos que la escoltaron con tanta galanura que eran lo que mas despertaba atención.
De la joven poco se hablaba en Ithnya, al saber que era Hippet, muchos comprendía el por que su belleza era algo que despertaba miedo, así que era mejor hablar de esos caballeros Asgardianos.

Este ambiente incómodo se extendía a los militares dentro del castillo, así que muchos de ellos con diversas excusas, salían a la biblioteca aledaña donde se reunían en un hermoso balcón que daba  a uno de los canales principales en una paradisíaca escena veneciana.

-Joder, es bastante difícil estar ante ella -Comento un grupo de coroneles bastante exhaustos de tratar con la Generala. Y es una lastima lo bella que es…

Varios apoyaron esas palabras, todos estaban de acuerdo que era una belleza por la cual darían un brazo por una cita y entre burlas y sornas más fuertes, de llevarla a la cama.
Y demostrando el por que usaban la biblioteca como centro de reunión, se pasaban libros entre ellos.

Los cuales escondidos entre sus páginas contenían fotos tomadas de diversos ángulos de Hippet, contrabando que atraía a cualquier hombre, ya que la cámara no captaba era peligrosa aura que no podían soportar.

Sacudiendo la cabeza, el coronel con orejas de conejo platicaba con hombres de su misma edad en un rincón de aquel balcón.

-Al menos son tan sensatos para no provocar ira.

Varios Militares asintieron, esa división se debía a que la mayoría de los jóvenes venían de la academia, su experiencia era bastante teórica y sumada a su edad, eran simples jóvenes de veinte años.

-Ahora vamos con el recuento, La generala, hospedaje, encargados, problemas.

-Se ha hospedado en el ala sur, su comitiva asgardiana fue hospedada en esa misma ala.
-Con ella esta la bibliotecaria IA 24/7, además se rota a los demás, pocos pueden aguantar más de un par de horas frente a ella.
-No se sufrieron bajas…


Mientras seguían hablando se podía ver la disparidad de este segundo grupo, Coroneles ya veteranos, con experiencia tratando Usuarios, su edad les daba la experiencia de tratar con existencias tan peligrosas para la ciudad.

-Ahora tenemos el siguiente punto. El siguiente General.


El ambiente de ese lado del balcón se puso serio mientras planeaban la siguiente comitiva.




Aunque en la ciudad el ambiente era diferente, parecían festejar a lo grande, esta vez la entrada oeste de la ciudad tenía a ambos lados un canal tan amplio que varias barcazas y góndolas esperaban la siguiente aparición.

Desde la entrada a la urbe de Ithnya hasta el castillo todo el camino estaba lleno de gente expectante, conforme los relojes de las altas torres indicaban su cuenta regresiva a las tres de la tarde, cámaras y ojos buscaban ser los primeros en ver al susodicho, la anterior presentación les dijo que no necesariamente lo verían llegar.

Y conforme la hora se acercaba.

2:44
Le gente preparó sus cámaras, los niños buscaban el mejor lugar sobre los hombros de sus padres.

2:55
De nuevo los militares miraban nerviosos el camino vacío, el radar no indicaba nada. El vacío los preocupaba bastante.

Empezaron a sonar las campanas de la ciudad, el primer toque y apareció una gema en el límite de la ciudad, flotando a escasos metros del suelo, entre la primera campanada y la segunda, apareció otro cristal.

Ding, dong, hasta el último teñir de las campanas, eran 5 cinco cristales flotantes, de diversos colores, uno era luminoso como una blanca estrella, un cristal verde como la esmeralda, un cristal rojo como un rubí perfecto,  un cristal negro como la obsidiana y un cristal azul como un zafiro.
Estas gemas causaron que las damas sintieran un fuerte deseo por poseerlas y en los hombres la tentación de la fortuna. Cientos de fotos, videos y miles de ojos se centraron en el espectáculo que se presentaba ante ellos.

Con un movimiento redefinido, estas gemas se formaron en un círculo que comenzó a girar en el aire convirtiendo el espacio dentro de ese círculo en una luz morada con tintes rojizos, para los espectadores normales era un espectáculo de luces y colores, para cualquier versado en artes místicas o los militares, aquello era un portal bastante grande.

Pero la siguiente sorpresa causó gritos y tensión, las fuerzas armadas tomaron las armas, bestias de varios tipos salían del portal, quimeras, leones y lobos, con cristales incrustados en sus cuerpos, su aspecto temible hizo temblar a toda la ciudad, un coyote del desierto detrás de ellos, blanco como la nieve de las montañas parecía dirigirlos, y sobre su espalda un ave, algunos reconocieron su especie, un jilguero, y un lobo gris de las montañas cerraban la comitiva, todos con cristales brillantes en su cuerpo.

Los soldados tomaron sus armas listos para una batalla.

-Calmense -Esta vez no era la voz del coronel con orejas de conejo, alguién había interferido las comunicaciones, la voz de Hippet resonó incluso en aquellos que no tenían sus radios, su tono aburrido indicaba que ya sabía lo que estaba ocurriendo. Es su presentación.

Los coroneles se apresuraron a seguir las órdenes de la generala y a calmar a los soldados.

Pero el espectáculo aún no acababa.

De manera ordenada los animales parecían moverse por la calle mientras sus cristales comenzaban a brillar, otro grito recorrió la multitud, algunos asombrados, otros asustados veían como de esas bestias y sus cristales salían figuras humanas, con armadura de algún metal negro que evitaba ver sus rostros y armas de caballeros, se pusieron a lado de los animales de los cuales salieron, en orden se alinearon a lado de la avenida, para disfrute o terror de los espectadores mas cercanos podían ver a esas bestias y esos extraños caballeros sin señales de vida en sus ojos, esperar a alguien salir de ese portal.

Y entonces salió. Un hombre de cabellos largos y cuerpo tonificado, muchos pudieron reconocerlo por los periódicos, uno de los nuevos generales del imperio, calificado entre los diez “usuarios” más guapos de maneko.

Además apareció solo con la mitad de la vestimenta, para fortuna de las mujeres, llevaba todo debajo de la cintura salvo el cinto, pero solo una camisa de resaque que dejaba ver su tonificado cuerpo, con una expresión afable alzó ese brazo y respondiendo a su gesto, el zorro, el jilguero y el lobo brillaron por completo transformándose en luz que se posó sobre el cuerpo desnudo del general, una gabardina, un cinturón y un guante.

Con el gesto de un modelo, coloco sus dedos entre sus cabellos y sonrió a la multitud, logrando romper aquella tensión y miedo que yacía sobre la mayoría de las personas, algunos vítores rompieron el silencio.

Aquel espectáculo a la multitud le encanto, aunque nadie notaba la mirada molesta de los militares, los gritos de la multitud se mezclaron con confeti que arrojaban niñas sacerdotisas desde las torres.

Aunque para el General no pasó desapercibido el gesto de los soldados imperiales, por lo que a una orden suya sus caballeros se quitaron sus cascos y revelaron ser hombres, con injertos de cristales igual que las bestias a sus lados.




-Sabe cómo ganarse a la gente -Comentó el general con orejas de conejo, muchos a su lado asentía mientras veían como aquel joven se ganaba  los guardias ofreciendo agua y dirigiendo amables palabras a la multitud. Ella sabe encontrar gente extravagante…

De nuevo asintieron los demás, era bien sabido lo excéntrica que podía ser la gobernante y que solo con el espectáculo de su presencia era capaz de hacer milagros.

El General miraba con prismáticos y en su mente recordó que el gobernante de la luna y sus princesas nunca fueron así de carismáticos, él pertenecía a una era de guerras por lo que aquel momento sentía antipatía por el joven General, a sus ojos parecía más un modelo caminando en una pasarela que un ser con el poder militar absoluto del mundo.
Pero sus labios estaban sellados, era un militar, ella se granjeó su lealtad con tiempo y confiaba en su juicio, además era la opinión de alguien viejo, no podía negar que aquel joven venció a los ICSS, tenia armada, en resumen, parecía alguien confiable.

-Preparen la comitiva.

Todos se movieron mientras seguían atentos la marcha del joven General.




Ya frente al puente del castillo, los Coroneles se presentaron y con la reverencia imperial dieron la bienvenida.

-General Jojoshua, bienvenido a Ithnya.

Desde un balcón una hermosa figura observaba, eso no pasó desapercibido para Jojoshua, aquel era un momento tenso así que ordeno que se levantaran, cuando volvió a ver el balcon, no habia nada.

-General, tenemos sus habitaciones listas, sus hombres pueden hospedarse en la planta baja del castillo junto a sus… compañeros.

De nuevo esa sonrisa y gestos calmantes aceptaron esas propuestas, solo pidio a un caballero como su escolta con su animal. Entrando por las puertas de un castillo pudo ver el interior decorado como un hotel de lujo, la gente como camarógrafos, periodistas y otros medios de comunicación parecen tener un puesto reservado aunque ninguno osó acercarse.  

-Veo que llegaste, me gusto tu presentación.

Una hermosa voz resonó, una joven con una belleza sobrenatural, la Generala Hippet bajaba de unas escaleras frotando con gracia.

-Hippet, no nos hemos visto desde…

-Esa guerra...
Slyfersakura
Slyfersakura
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 287
Fecha de inscripción : 02/03/2015

Volver arriba Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty Re: La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Mensaje por Slyfersakura el Vie Nov 15, 2019 9:51 pm

Capitulo 3 de 6

En Ithnya la fiesta aumentaba con cada llegada, el espectaculo del segundo general estaba en boca de todos, incluso aquellos que no pudieron verlo en vivo, pronto tenían por terceros fotos, videos e historias de lo más vividas, en cuestión de horas, toda la ciudad por sus canales terminaron sabiendo de aquel desfile.

Los Coroneles seguían reuniéndose en el balcón de la biblioteca viendo aquel jolgorio en todos los canales de la ciudad, parecía que el agua misma transportaba aquel ánimo y contagia a las personas.

Pero desde el alto balcón, el agua se veía lejana, sus aburridas pláticas sobre la logística indicaba que sobre sus hombros estaba la paz de esa ciudad portuaria, la política era para los políticos, la seguridad de la gente era lo suyo, pero ahora estaban tratando con asuntos delegados por su Alteza, tratar con usuarios.

Ya habían sobrevivido a la General Hippet, para su fortuna, era una persona bastante tranquila si no existía algo que llamase su atención, sus subordinados eran igual en temperamento.
El General Jojoshua fue toda una celebridad, su entrada causó bastantes sustos, adecuar cuartos para sus caballeros y sus bestias fue difícil pero se logró con un par de horas.

-Entonces ¿Están diciendo que los ICSS apenas pudieron detenerlos?

El único incidente que hacía preocupar al coronel con orejas de conejo era que la General Hippet quería probar la fuerza del General Jojoshua, tratar de pararla era como desafiar al cielo y a la tierra, su contraparte tampoco era fácil de tratar, sus caballeros respondieron rápido y las cosas escalaron a una tensión donde facil pudieron provocar una guerra dentro del castillo.

-Por fortuna Lily tenía el mensaje de la Emperatriz, a regañadientes ambos se retiraron a sus aposentos, pero la Generala insiste en probar las fuerzas de los caballeros como mínimo.

Todos miraron la tarde caer en la ciudad, los apacibles canales y la gente contrastaba con el tema de esos “usuarios”, reunir a más de uno ya era un logro impresionante, por eso la chica que gobernaba aquellas tierras era su líder, cuatro “usuarios” bajo una misma bandera eran lo mismo que desafiar a los dioses.

-El siguiente será uno de los más misteriosos, solo participó levemente en la conquista de Gensokyo.

Todos asintieron, El General Jojoshua era conocido por su aparición de barcos pirata y las negociaciones en la guerra pasada, La Generala Hippet era una leyenda viviente, fuerza, creciente intelecto y su historial eran impresionantes, sobre la General Sofía, pocos querían tener que ver algo con ella, su mito era su autoproclamado título de asesina, pero nadie negaba que ella como todos los anteriores podían contra los ICSS.

El misteriosos título de General en la antigüedad era bien sabido que se les daba a los poderosos, pero fue cuando la Generala Ghostyaya tomó el suyo, que se pidió un requisito, Vencer a un ICSS, labor titánica para los “usuarios” hasta hace poco.

Así que todos estaban bastante sorprendidos de que alguien sin historial de batalla o alguna prueba de poder, fuese nombrado general.




Así poco a poco se acercaba la hora indicada, cuando las campanas anunciaran las seis de la tarde, apareceria el nuevo General.

Todo el mundo se reunió de nuevo en la gran avenida que conectaba la entrada de la ciudad con el castillo, había gente que incluso rento su sitio por todo el día y no se habían movido de su lugar, otros tantos entre desfile y desfile visitaban los coloridos puestos de la ciudad así como sus atractivos turísticos.

Pero esta vez todos se sorprendieron al ver algo a lo lejos, pocas figuras, incluso menos que la comitiva que materializó Hippet, era el camino que conectaba la ciudad con varios pueblos y si uno seguía dos o tres días a pie, vería las murallas de Maneko city, el corazón del mundo, nadie usaba ese camino debido al bloqueo Imperial, originalmente era para que desfilaran los generales, pero todos hasta ahora optaron por la aparición o portales.

No, esta vez era una extraña figura arthropoda y varias figuras más pequeñas, contando se podía enumerar que eran siete figuras, su paso era normal y eso generó una expectativa entre la gente, eran muy pocas figuras, los rumores de que podria ser alguien mas, o solo el preludio de algo impactante se extendieron.

Pero pasó una hora antes de que las siluetas fueran reconocibles y se acercaba la hora indicada.

Aquellos con prismáticos pudieron dar el grito a los demás de que reconocían a CUL, una de las hermanas Larcobaleno, sus heroicas acciones la convirtieron en una Heroína del pueblo, aunque no era manekiana de nacimiento, se alzaba como un idolo a seguir, capaz de plantarle cara a cara a un “usuario” sin poderes y haber sobrevivido todas las guerras imperiales.

Era una chica de cabellos rojos, el mismo color de la emperatriz, cosa que sumaba puntos en su popularidad, a su lado algunos pudieron reconocer a los ICSS, pero diferentes, ya fuesen la generación original o la nueva, todas eran de un color negro y diseños uniformes, indiferentes uno de otro, estos eran de color azul.

Un rumor azotó la ciudad y las historias de Gian, un usuarios que venció a los ICSS o de Ghostyaya, la única que poseía un ICSS de color Café se extendieron en la memoria colectiva. Pero aquellos colores y diseños eran extraños.

Pronto el teñir de una campana anunció las seis en punto, las largas sombras laterales coincidieron con aquella rara recepción.

Una araña de acero o al menos eso parecía para muchos entro a la ciudad, detrás de ella, cinco ICSS extraños, a su lado CUL, aquellos con mejor vista pudieron ver que en la cima de aquel monstruo mecánico, estaba un trono de metal y sobre él, un mapache de aspeto malhumorado.

Dejando de lado aquel extraño trono articulado que parecía algo digno de un noble excéntrico, pues estaba adornado con telas finas y era demasiado grande para un ser que no media ni lo que un hombre normal, pronto algunos finos confetis alegraron el aire lanzados desde las torres de la ciudad.
El desfile había comenzado, se lanzaron algunas exclamaciones de ánimo y apoyo, pero en definitiva la gente no sabía como reaccionar, aquella era la figura más desconocida y aunque era un “usuario” lo cual levantaba bastante el ánimo, eso no quitaba el hecho de que había niños en pecho con más edad que ese recién nombrado General.

De entre las telas del trono una niña salió bajo una sábana, pronto la expresión del mapache cambio bastante a una más tierna, tras un intercambio de palabras que casi nadie pudo escuchar.

-Dale vida a este desfile, muestrales tu talento Mus.

La niña con gesto inocente extendió sus manos y de manera tanto mágica como hermosa empezó a arrojar pétalos de flores, el mapache malhumorado mostraba auténtico cariño hacia la pequeña y los gestos de esta pequeña lograron empatizar con bastante gente en la multitud.

Conforme avanzaban por los hermosos puentes de la ciudad y la gente seguía su recorrido, se podía ver un hermoso mar de pétalos de varias flores caer junto al confeti como una hermosa lluvia multicolores, adornando los fuentes y canales de la ciudad con hermoso tapiz de hermoso aroma que deleitan la vista y el olfato de todos en la ciudad.

Por su parte,  CUL hizo un ademán, en un instante se mostraron escenas en los aparatos con pantalla de los presentes y sobre algunos edificios de una pelea.

Era el mapache peleando contra un ICSS en un 1 vs 1, aunque eran fragmentos de un video mas largo se podia ver como el encuentro era bastante parejo, aquello causó que todos perdieran interés en el desfile y prestaran atención a aquel video, incluso los coroneles y Generales estaba atentos a los videos.

-¿Tenias que mostrar eso?

-Es solo para dar más legitimidad a tu puesto, es una orden directa de la emperatriz.


El mapache vio su pelea y noto que para su fortuna, la pequeña niña no podía ver desde su lugar aquel violento encuentro, y era notorio que el video estaba censurado de violencia, todo el público podia disfrutar como si fuese un espectáculo de luces, aquellos más inocentes jugaban con las flores como si aquello fuese la primera nevada del año. Era un hermoso desfile.

Justa fue la duración hasta que el trono de cuatro patas llego hasta el castillo, además de los Coroneles, que destacaban por su variedad en edad y raza, estaban los otros Generales, Hippet flotando como una hermosa estatua y Jojoshua galante con caballeros a su lado.

Pero antes de que se arrodillaran, el mapache los detuvo y masculló con voz seria.

-Solo he venido porque su emperatriz me lo pidio… estoy atrasado con mi proyecto personal ¿Donde esta el cuarto?

Conforme decía eso, la niña en un gesto infantil extendió las manos, para ser recibida por una afable sonrisa y ser cargada a hombros del General, dejando en claro que esa niña era bastante importante para el joven Imperial.

CUL tomó la delantera y con una sonrisa aclaró.

-Estamos cansados, ha sido un viaje largo y pedimos disculpas -Ella parecía ser mas servicial que el General. Así que seguiremos el protocolo.

Con palabras escondidas en sus acciones, los Coroneles se arrodillaron y continuaron su presentación.

-Bienvenido a Ithnya, General Hexfallen.

Los otros dos generales se miraron entre sí, parecía que todos tenían caracteres bastante únicos y la única en responder al recién llegado fue la hermosa chica que flotaba en el aire.

-Falta Sofía, a media noche vendrá una antigua Generala y Sakura llegara al alba.

Su tono sonaba igual de desinteresado que el de Hexfallen, cosa que puso nerviosos a varios de los presentes, una pelea no era nada buena, además se notaba que Hippet quería probar la fuerza del nuevo.

-Bien, estamos cansados, vamos a dentro, aún faltan tres horas para que estemos los cuatro. Por cierto soy…
Slyfersakura
Slyfersakura
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 287
Fecha de inscripción : 02/03/2015

Volver arriba Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty Re: La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Mensaje por Slyfersakura el Vie Nov 22, 2019 3:31 pm

4 de 6 (vamos en la recta final)


En el castillo de Ithnya se vivia el momento más agitado.


La gente se desvivía ante cada capricho de los “usuarios”, seres casi inmortales cuya existencia era un  desbalance del equilibrio natural de las cosas.


Y dentro de esos muros que deberían proteger a la ciudad de los canales, de cualquier amenaza, se encontraban tres de los más poderosos en el Ranking 10 de todo Maneko, aunque había nervios, emoción y temor, ninguno de esos sentimientos era oscuro, ya que aquellos seres eran los Generales del Imperio, su deber era la mantener al Imperio seguro, lo que conllevaba que cualquier ciudadano Imperial, pudiese gozar de la protección de estas personas que parecían super heroes. 



Los canales de Ithnya como sus calles celebraban la llegada de los Generales con una fiesta total, desfiles, tiendas  eventuales y juegos se realizaban por todos los rincones, y conforme caía la tarde, fuegos artificiales eran lanzados al aire sembrando la ciudad de hermosas luces celestes por todo su cielo.


En una biblioteca, en el balcón más alto desde el cual se contemplaba el castillo, se encontraban instalados varios miembros del alto mando Imperial discutiendo la manera de que aquel festival solo cayese sobre sus hombros.


-Logramos detener a la Generala Hippet con la orden de Lily, parece que quiere probar la fuerza de los demás Generales.


Mientras todos escuchaban, un viejo con orejas de conejo daba los últimos informes puntuando los problemas solucionados.


-El General Jojoshua fue complaciente con el pedido de la gente y ha accedido a que algunos de sus Caballeros y acompañantes salgan para ser vistos por la multitud, a esa opción se unió la joven Generala Hippet prestando a sus Asgardianos. 
El General Hex, no se unió pero la joven que lo acompaña sale a los balcones y parece repetir el espectáculo de lluvia de flores alrededor del castillo. 


-¿Entonces tenemos a dos fuerzas que son la flor y nata en combate siendo atracciones turísticas?


Entre murmullos de incredulidad, todos los presentes solo podían aceptar que en verdad aquellos seres eran bastante peculiares. Así siguió su plática hasta que las puertas de aquella habitación privada se abrieron de golpe.


-Coroneles -Un joven Manekiano vestido de militar entró jadeando, al tiempo que empezaban a sonar desde pequeñas alarmas a sus aparatos móviles de todos los presentes. La última Generala, viene en camino.


Tras calamar aquella caótica llegada de información se enteraron de un evento que se dio en el horizonte.


Ithnya es una ciudad construida sobre múltiples ríos que convergen en su salida al mar, puerto importante y destino turístico por igual debido a sus canales venecianos y su vista del mar.
Esta vista es al Oeste, por lo cual la puesta del sol sobre las aguas es un espectáculo casi diario, esta ocasión no fue diferente, el disco solar escondiendose detras del mar y el destello verde que indicaba el fin del día. 


Solo que conforme todos miraban en grabaciones de video, el destello verde no desapareció, se quedó.
Una luz que muchos tachaban al inframundo.


Y conforme más ojos veían ese siniestro destello, se percataron de que este parecía aproximarse a la ciudad.


-Recibimos una señal, el código del Imperio y los satélites “ojo del halcón” de la capital detectaron una flota fantasma.


Nadie en la sala dijo una palabra más, aunque el bullicio no paraba, el silencio se apoderó de todos, así como se le temía a la Generala más poderosa por su fuerza, estaban por recibir a otra Generala bastante temida, no solo eso, fue una rebelde que desafio a la misma gobernante del mundo.


-Llamen a todos los demás Generales, den aviso que la reunión comenzará pronto, no hay razón para temer.


Eso era cierto, pensaron muchos de los presentes, era una de las tantas historias conocidas por todos, La Emperatriz se batió en duelo singular contra la Generala y la destruyó para reencarnarla con sus poderes sellados.


Mientras muchos ojos veían aquella mancha verde revelar ser una flota acercándose a la ciudad, ningun ciudadano sentia miedo, lo mismo que con los otros Generales, esa era la confianza en el Imperio, en su gobernante.


Ella dío su palabra de que no ocurriría nada y que la ciudad estaba bajo su protección personal.






La noche eliminaba los últimos rastros del día dejando a la ciudad verse como una hermosa luz en medio de la noche creciente, sus aguas reflejaban aquel faro dándole el doble de belleza ante cualquiera que se acercara a la urbe.


Contrastando con su belleza, una mancha verde espectral se acercaba al puerto sin desvío alguno, Barcos fantasmas, algunos de ellos eran naves hundidas en batalla, otras eran de diseño desconocido, pero su aspecto era el mismo, cubiertas de fango marino, algas y sin tripulación, esta tétrica flota se deslizaba sin alzar la menor estela sobre el agua.


Algunos padres presentes abrazaron a sus hijos, toda la ciudad podía observar el espectáculo, pero esta vez, el ambiente se hacia mas frio, la memoria de la Generala pesaba sobre los corazones de algunas personas de más edad. 


Solo tres personas y sus acompañantes, observaban desde el corazón de la ciudad sin inmutarse, los tres Generales, ya fuese por su vista propia, o usando artilugios podían ver a detalle que una nave tenía sobre su proa a una chica.


No tardó mucho en que todos pudieran apreciar aquella figura, cabellos rojos escarlata y poco más de quince años de edad, era la viva versión de la Emperatriz, un Clon de guerras pasadas, aunque joven y con el atractivo de su original.


La última Generala hacía su aparición.



En la entrada del puerto de Ithnya, hay un paso que da a un canal de ancho suficiente para que una nave pase por la ciudad sin rodearla, mientras la flota fantasma se mantuvo en puerto, una sola nave entró por esa vía. 


Un barco negro, con velas negras y de banderas tenía un par de tibias y una calavera. 


La chica pelirroja saltó del barco y de las oscuras aguas figuras negras salieron a servir como su apoyo, eran siluetas humanas, como brea y con rostros distorsionados, que ayudaban a la Generala a avanzar sin que ella tuviese que dar paso alguno, pero todos pudieron ver con cierto temor en su mirada, que aquellas sombras lodosas eran aquellos que habían caído por la mano de esa chica. Y algunos militares, que en el pasado trabajaron para Medical Umbrella Internacional. vieron con horror que la figura obligada a estar bajo sus pies, era Kokonoe, lo mismo ocurrió a aquellos que vivían en las ciudades flotantes, su fundador, muerto en acción, era también una de las sombras bajo las botas de la Generala, esos cuernos de demonio confirmaban que era el, Rin Okumura. 


Los militares tragaron saliva, ni siquiera podían sudar, hacía frío, pero todos temían ver rostros conocidos entre aquellas sombras.


Bang, Bang, Bang.


Explosiones multicolores en los tejados distrajeron a tiempo a las familias evitando que los más sensibles pudiesen apreciar sobre lo que caminaba la General. 
Alarmados, tanto los militares de la calle veían que humos de colores pastel, revelaban siluetas burlonas, coloridas… era gente disfrazada de Arlequines, algunos otros eran figuras desproporcionadas que estaban pintadas de manera inofensiva.
Lejos de la vista cercana, entre los tejados, se representan bailes y comedias, hermosas voces contaban cuentos, figuras de fantasía parecian divertir a los niños con sus acrobacias y caras.


Pero eran los Coroneles, viendo acercarse a la Generala, quienes se dieron cuenta de que esas figuras, eran Asesinos y monstruos a su cargo, la hermosa mujer que se deslizaba por los tejados con un bello vestido carmín y un abanico, una asesina de alto rango, el globo que flotaba sobre las torres de manera divertida y colorida, un monstruo ocular.


Para los civiles un espectáculo, pero para los militares esa era una muestra de poder.






La sombra de la mujer y el hombre dejaron sus cuerpos ser usados como escalera para que la Generala bajase y se encontrase con los demás frente al castillo, una sonrisa desafiante.
Ahora no solo eran los Coroneles, Flotando sobre ellos con su impecable belleza, estaba la Generala Hippet, a un lado con el porte de todo un caballero, el General Jojoshua, observando todo desde un balcón jugando con una niña, el General Hex.


-Bienvenida Generala Sofia Sophitia. 


Mientras los Coroneles hacían la reverencia Imperial, los demás Generales examinaban a la última compañera.


-La Generala Sofia responde ante el llamado, saludos compañeros -Aunque su reverencia y frases eran elegantes, en su tono había un toque de burla. 


-No eres digna de tu título de Asesina -Respondió de manera seca la voz de Hippet, cosa que causo una mueca de desprecio de parte de la otra generala. 


-Tu no sabes nada, yo…


-Te enamoraste de un humano -Sentenció de nuevo sin dejar que termina su frase.


Sofia apretó sus manos y su temple sereno se desmoronó, por un instante apareció un rubor en sus mejillas, aunque fue tan rápido que solo pocos pudieron notarlo.


-Señoritas, señoritas, vallamos a dentro.


Intentó tranquilizar las cosas Jojoshua, por su parte Hex había perdido el interés en todo aquello.


Mientras los Coroneles trataban en vano de arreglar la situación para que todos se comunicaran, una voz realizo todo ese trabajo con su una frase.


-Chicos, vamos a dentro, la cena esta lista. 


Los más sorprendidos fueron los generales, todos conocian esa voz, alguna vez llamada mamá de Maneko.


-Generala Ghostyaya!!!


Todos los demás se arrodillaron a lo cual, del umbral del castillo, salió una joven de cabellos negros y ropa normal en tonos castaños. A diferencia de todos los demás, podía pasar por una persona comun sin problema alguno.


-No me digan así, ya no pertenezco al Imperio, solo le hago un favor  a una amiga.
Slyfersakura
Slyfersakura
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 287
Fecha de inscripción : 02/03/2015

Volver arriba Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty Re: La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Mensaje por Slyfersakura el Vie Dic 06, 2019 5:35 pm

5 de 6, ya mero acaba!!!




El Castillo de Ithnya, nombrado así por la ciudad que defendía, era una fortaleza elegante, altas torres y murallas con cascadas entre sus pendientes, aunque era un emplazamiento militar, ahora estaba adornado como un hermoso castillo de fantasía.


Dentro de sus muros existe una habitación donde una enorme mesa redonda de color blanco tenía a cinco personas sentadas en diferentes extremos, su tamaño era tal que cada uno de los invitados de honor podía tener gente a su lado.


Cuatro de aquellas figuras principales pertenecían a los más populares dentro del Imperio, Los Generales, una chica de cabellos negros y vestimenta sencilla ocupaba un quinto puesto.
Pero la figura que resaltaba estaba en un extremo, una joven de figura y facciones agraciadas presidía aquella junta, sus cabellos eran como rubíes hechos hilos, en su rostro se podía apreciar una calma que no correspondía con su puesto.


-El asunto que nos trajo aquí es que ustedes serán presentados ante la sociedad de Maneko, sus mejores campeones, el Imperio tendrá por fin cuatro Generales al mismo tiempo.


Con gestos que no dejaban duda que estaba segura de sus palabras se diría a los “usuarios” que temían y respetaban los Manekianos. 


-Dentro de unas horas se les nombrara frente a todos, el juramento no son solo sencillas palabras, es un pacto que los vincula, de ahora en adelante podrán tener no solo poder, sino recursos, pero…


Su voz cambió a un tono serio mientras los miraba.


-De igual manera que ustedes tendrán todo eso, asumirán responsabilidades, además ese pacto evitará traiciones, quien lo quiebre será arrebatado de sus poderes hasta que obtenga el perdón de la corona.


Por un momento una sonrisa bastante astuta asomo por su rostro.
Los que estaban viendo aquello, los altos mandos del Imperio, no pudieron evitar sentirse oprimidos, aquellos seres sentados a la mesa, eran semidioses ante sus ojos. Leyendas vivas, lo que implicaba que amenazarlos era una locura.









El salón real, sala cuyo propósito era servir a la realeza cuando se presenta, estaba lleno de magistrados, militares y funcionarios del Imperio, ataviados con sus mejores galas, y además de la seguridad, estaban los reporteros, cubriendo la noticia que se estaba transmitiendo en vivo en todos lados alrededor del globo y algunos lugares fuera de este.


Palabras como “evento sin precedentes”, “el primer Ranking de poder oficial”  eran pronunciadas por los periodistas entusiasmados.


Trompetas sonaron indicando el inicio de la ceremonia, las puertas se abrieron y sobre una alfombra roja, desfilaron varias figuras de grandioso porte. 


En un balcón Lily, una chica de cabellos dorados, daba las presentaciones.


-La Generala Hippet, cuya mayor antigüedad… -Mientras una figura tan bella como una diosa aparecía flotando grácilmente a unos pies del suelo, se daban las presentaciones, aplausos, música triunfal. 


Hippet se colocó cerca de un trono, mirando como los demas llegaban.


-La Generala Sofia, quien ostenta el titulo… -Una chica de aspecto peculiar atrapó la atención de todos, era la viva imagen de su soberana gobernante como adolescente, en su andar y por su vestido, estaba claro quién era su “madre”, pero la diferencia estaba en la mirada, una mirada salvaje.


-No lo arruines -Dijo la Clon en un susurro al ponerse a lado de Hippet. Ni tampoco dejes que los demás lo arruinen.


Hippet apenas se dignó a ver a su compañera, era obvio que existía cierta fricción entre ambas.


-No soy tu, puedo respetar que seas una copia, pero tu lealtad no me convence, ese chico…


Con un gesto impersepcitible para los demas, Sofia callo a la chica flotante.


-Calla que tu tampoco eres la original, Hippo…


Mientras ambas chicas atraían la atención por su hermosa apariencia, aunque nadie sabía de que hablaban esas bellezas, llegó el turno de los demás Generales.


-El General Jojoshua, héroe de la última guerra… -Arrancando suspiros de las feminas presentes, un hombre de buena complexión y largos cabellos entró con una gran sonrisa, un héroe y casi un playboy, mientras explicaban sus titulos y honores, el hombre tuvo el buen acierto de posar para las cámaras.


Cuando llegó a su lado asignado, vio a sus compañeras discutir, esa escena se había normalizado en el poco tiempo que se conocían, y aunque el tambien tenia sus roces con ambas, sabía que aquellos deslices fortalecian su extraña fraternidad.


Cuando la trompeta sonó de nuevo, las cámaras apuntaron a una diminuta figura, del tamaño de un hobbit, un singular ser con forma de mapache pero que caminaba en dos pies, estaba avanzado, seguido por una tierna niña que todos conocían, la dama de las flores en el desfile.


-El General Hex… -Esta vez los antecedentes eran pocos, incluso antes de que llegara a su lugar junto a Jojoshua, se terminó su presentación y en silencio llegó a su puesto.



Luego vino un discurso, para sorpresa de muchos, este lo dio Ghostyaya, quien habló con pasión sobre la unión y la hermandad que representaba Maneko para todos, salvo algunos pocos bastante astutos, pudieron notar que ella hablaba de todos en general, obviando las palabras que implicarán que estuviera a favor del Imperio.


Sus palabras eran elocuentes y aunque se extendieron por varios minutos, todos notaban que había en ese discurso el toque del Intelecto, un toque emocional y sobre todo, maternal.







Al terminar aquel discurso, incluso el General Hex no logró reprimir un aplauso que se sumó a la ola de ovaciones que recibió aquella joven de castaños cabellos. Mientras se ponía en medio de los Generales, los saludo a todos cordialmente.


Después de que se calmaran los ánimos y algunas cuantas lágrimas, sonaron las trompetas nuevamente, solo que esta vez tocaban la melodía real, aunque quien salió no fue la Emperatriz, sino una niña que rondaría los siete años, de cabellos castaños y una hermosa tiara floral en conjunto a su ropa, era una niña vestida como un hada del bosque.


-La Infanta Æiris D’Lacobaleno, Soria, Ferre… -Una serie de títulos que indicaron la procedencia de la niña la marcaban como la hija directa de la Emperatriz. Primera Princesa Heredera al trono de Maneko.


Para muchos escapó el hecho de que ese último título no parecía agradarle a la joven princesa, quien con un pequeño gesto saludo a los que habian llegado antes que ella.


-Generala Hippet, la princesa saluda a una heroína del Imperio
Con gran etiqueta se presentó ante cada uno de los presentes, sus pequeñas reverencias solo la hacian ver mas pequeña ante aquellas imponentes figuras a las cuales se presentaba sin alterarse por sus apariencias o auras terrorificas.
-Generala Sofia, la princesa saluda a la más osada del Imperio
-General Jojoshua, la princesa saluda a quien prestó su ayuda en momentos de necesidad. 
-General Hex Fallen, la princesa saluda al líder de investigación del Imperio


Para algunos fue una sorpresa, para otros aquellos aquello ya era sabido, y conforme caminaba se paró en medio de todos los generales resguardada por Ghostyaya quien con un saludo indicó que ya conocía a la pequeña, hubiera destacado aquella niña de no ser por la acompañante de casi la misma edad que acompañaba a Hex.


Y mientras algunos se acostumbran a esa presencia llegó la Emperatriz, 


Entre la música y los títulos, la joven a quien también llamaban “La reina bruja”, llegó a su trono siendo la única de todos en sentarse, sus ropajes, su cabello, todo en ella gritaba realeza de maneko y su figura ya era conocida por todo Manekiano o “usuario” alguno.


-Estamos aquí reunidos para nombrar a los Cuatro Grandes Generales de Maneko, con el presente juramento, se marcará una tregua como nunca se ha visto. Un pacto que les otorga fuerza y poder, con esto encabezaran la primera lista de poder hecha en este mundo.


Entre los finos dedos de la joven se formó un orbe de luz.
Todas las cámaras y ojos apuntaron a ese fenómeno, una magia de contrato exclusiva de la gobernante.


Con un paso al frente, Hippet quien bajó del aire, miro a la joven en el trono de manera desafiante.


-Yo no necesito mas poder, además ya tiene mi voluntad a su servicio, pero creo en usted.


Poniendo una rodilla en el suelo, aquella belleza cósmica parecía orar a dioses misteriosos.


-Juro lealtad a la la gobernante de Maneko.


Era algo sencillo, pero bastó para que la esfera brillara posándose sobre su cuerpo, aparte de la luz no habia nada mas, pero por dentro, se podía sentir un poder emanar de aquella aura, además de un misterioso lazo que le permitía saber dónde estaba la Emperatriz si esta lo dejaba.


Al levantarse, ambas mujeres se vieron con una sonrisa, habían llegado muy lejos desde que se conocieron.


El siguiente en dar un paso fue Jojoshua, quien con un temple serio, declaró.


-No me gusta ser atado, ni que mis hombres mueran se lastimen por ambiciones de otro, pero has prometido que tendre libertad y he visto que cumples tu palabra, así que…


Con elegancia se arrodillo.


-Jojoshua con los títulos que usted me confiere, con mis fuerzas, juró proteger y responder al llamado.
 
De nuevo la luz se posó sobre el, en su interior también pudo sentir aquel aumento de energía, un vigor que hacía su cuerpo más templado y apto para el combate.
Al levantarse lo primero que hizo fue observar su piel, sus manos eran iguales en aspecto, pero ahora “sabía” que una espada o flecha ordinaria no serían más que el rasguño de una mosca si fueran contra suya.


-Gracias majestad. 


-Gracias a ti, Jojoshua.


Con pequeños pasos altivos, Hex Fallen se acercó flanqueado por su hija, parecia incomodo de decir algun tipo de discurso, por lo que su tono era seco.


-Así que estamos aquí, me ayudaste con lo del portal, además de que hay otros favores que debo. Además mi hija no me perdonará si no hago algo por quien nos ayudó.


Aunque no se arrodillo, una reverencia suya y de su hija, el mapache pudo sentir tambien aquella fuerza, su mente parecía ir ligeramente más rápido en pensamiento y reacción, efecto que al parecer era permanente.
Rompiendo su concentración, su hija lo abrazo mientras le felicitaba.


-Bien hecho Hex-Fallen, espero verte muchas veces de nuevo.



 Otro paso y esta vez fue la figura que se veía a si misma reflejada en ese trono.


-No me gusta, pero ya tienes mi cabeza de antemano, si lo pides lo tendrás.


Rápida y furtiva se arrodillo y saco un arma la cual puso sobre su cabeza ofreciendola a la emperatriz.


-Siempre leales. 


Con esas dos palabras el manto de luz respondió a ella, quien con asombro se quedó arrodillada sintiendo las venas de poder recorrer su cuerpo, además de eso sentía parte de la presencia de los otros dos, como si estuviesen conectados gracias al pacto.


-Levante pequeña -Levantándose del trono, tomó la espada que le ofrecian y la tiró al suelo solo para abrazar a aquella joven. Sofia, no elegiste como nacer, pero si puedes elegir cómo vivir. Así que viendo como has madurado.


La joven princesa se tapó la boca y soltó una lágrima al ver a su madre sacar una tiara, para ella Sofia era su media hermana mayor, alguien fuerte que merecía que cosas buenas le pasasen. Así que rompiendo el protocolo, corrió a unirse al abrazo.


-Mereces esto, Princesa segunda, Sofía Sophitia -Poniendo en su cabello aquella tiara, que al tacto se convirtió en una hermosa coronilla de oro y plata, pronunció. Tú también hija.


Aquel abrazo se transformó en una coronación, fuera de todo orden, aquellas tiaras para ojos expertos estaban benditas, eran artefactos de la antigua generación de “usuarios”.


-Ahora son ambas princesas de Maneko -Levantándose señaló las coronas. Portan dos de las 5 coronas del Imperio de Maneko.


Las cinco coronas de Maneko eran artículos creados con el poder de los dioses, originalmente era para que nadie gobernara solo, apuntando a que se convertirían en una familia. Aquel sueño estaba roto, pero las coronas aun existían. 
Aunque en el pasado fueron ostentadas por emperadores que poco hicieron en sus puestos.


Con un ruido Ghostyaya entró en acción y calmó las dudas de todos. Para evitar que aquel encuentro emotivo familiar se convirtiese en algo de prensa amarilla, reveló el último evento de aquella reunión.

-Se hará una demostración de poder enfrentando ICSS y se les permitirá a cada uno tener un ejercito privado. Además de dos misiones que la Emperatriz Sakura.
Slyfersakura
Slyfersakura
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 287
Fecha de inscripción : 02/03/2015

Volver arriba Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty Re: La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Mensaje por FallingSkies el Dom Ene 05, 2020 11:17 am

Esperando el siguiente capitulo.

Gran agregado al Lore.
FallingSkies
FallingSkies
Turista
Turista

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 21/04/2019

Volver arriba Ir abajo

La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia) Empty Re: La reunión de los 4 Grandes. (Mini historia)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.